Take a fresh look at your lifestyle.

Palabras del Pastor

0 33

Jn 21, 1-19

Muy queridos amigos y amigas que la alegría de Cristo Resucitado permanezca en vuestros corazones durante este hermoso Tiempo de Pascua. Entramos a la Tercera Semana del Tiempo Pascual y continuamos viviendo la experiencia de los primeros discípulos que gozaban de la presencia del Resucitado, Jesús se aparecía en medio de ellos para fortalecer su fe, para animarlos a seguir adelante con la tarea que les había encomendado.

En esta oportunidad el relato del Evangelio de San Juan nos presenta una de las apariciones de Jesús a sus discípulos en un contexto muy especial; no olvidemos que Él cuando empieza su misión se dirige al lago de Genesaret e invita a sus primeros discípulos y los hace pescadores de hombres.

Después de su Resurrección, el Señor vuelve a aparecer ante sus discípulos  en un pasaje similar; ellos se encuentran pescando y después de un arduo trabajo donde no consiguieron pescar, Jesús les dice: “Tiren la red”, cuando realizan este acto, observan que la red está llena de peces e inmediatamente recuerdan que Él hizo lo mismo años atrás; les hacía recordar la tarea y la misión que ellos habían recibido de Jesús, ser Pescadores de hombres y cuando regresan a la orilla reconocen que es el Señor Resucitado, les vuelve a encargar la misión de la Pesca Espiritual (misión de la evangelización). Cuando regresan, Jesús había preparado un pescado frito para sus discípulos y comparten ese momento de fraternidad, un alimento material, pero en el fondo era semejante al cariño que tenía a sus apóstoles.

En este Tercer domingo del Tiempo de Pascua, recordemos que Cristo Resucitado anima a la misión de su Iglesia, acompaña la labor de sus apóstoles en esta tarea de echar la red que significa la Evangelización, no es un trabajo solo de ellos, sino la fuerza del Resucitado nos acompaña y eso es lo magnífico.

Estamos viviendo tiempos dificultosos, ahora es más difícil recoger la red y no encontrar peces, aparentemente no hay mayor respuesta en la tarea evangelizadora de un profesor de religión, un catequista o agente pastoral,  generalmente tienen respuestas negativas y desafíos que se presentan en la obra evangelizadora.

El Señor nos dice en esta Tercera Semana que no estamos solos  y cuando lancemos la red para evangelizar niños, jóvenes y familias siempre lo hagamos en su Nombre, contando con la presencia del Resucitado, de tal forma veremos que la tarea realizada será fructuosa y con resultados positivos.

Hermano y hermana, que Jesucristo Resucitado nos recuerde: Que todos como Iglesia tenemos la tarea de lanzar las redes de la evangelización y captar muchas personas que sigan a Jesús.

Que este Espíritu nos anime a todos, a los sacerdotes en su labor pastoral, los padres de familia en su tarea educadora y a los profesionales, para que toda actividad que desarrollen tenga un sentido evangelizador; estamos seguros que Cristo nos ayudará a desarrollar lo que Él quiere, un Reino con amor paz y justicia.

Que la fuerza del Resucitado te anime a la misión que tú desarrolles en tu Iglesia y que Él te acompañe siempre.

En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

+ Richard Daniel Alarcón Urrutia

Arzobispo Metropolitano del Cusco

¿Qué opinas?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.