Take a fresh look at your lifestyle.

Palabras del Pastor

0 22

Lucas (18,1-8)

Muy queridos hermanos y hermanas, que el amor y la paz de Jesucristo llegue a nuestros corazones, a sus familias y a sus comunidades parroquiales. Somos Misión y somos Amazonía. Este mes de octubre, no olvidemos de orar siempre por el Mes Misionero Extraordinario y que Dios siga despertando en cada uno de los cristianos el compromiso recibido en el Bautismo, para ser conscientes que somos enviados a evangelizar. En segundo lugar, sigan orando por el Sínodo que se está realizando en la ciudad de Roma con el motivo de la Amazonia.

Nos dirigimos a cada uno de ustedes desde la parroquia Inmaculada Concepción de Pilcopata, ubicada en la entrada de la región Amazónica de Cusco, a espaldas de la gran Región del Manu, donde atienden nuestros hermanos misioneros Dominicos en el Vicariato de Puerto Maldonado. Queremos desde aquí invitar y promover a toda nuestra Arquidiócesis el compromiso por cuidar este hermoso entorno verde que Dios nos ha regalado como la casa común, no solamente para los que habitan esta zona, sino también para todos los que formamos parte de la familia cusqueña que respiramos este aire y esta vegetación, un regalo que Dios nos ha dado para cuidarlo y protegerlo.

Continuamos meditando la Palabra de Dios de cada domingo, no olvidemos que estamos desarrollando el tema de la fe, todo el mes de octubre nos guiará el Evangelista Lucas; hemos visto que la fe es una respuesta frente a Jesucristo y esto significa una fe confiada, perseverante y agradecida. En esta oportunidad el Evangelista Lucas nos presenta una parábola, habla de una pobre mujer que busca justicia y el juez no quiere atenderla, esta mujer insiste permanentemente hasta que el juez la atiende, Jesús alaba su perseverancia y por eso al final del texto del Evangelio, Jesús dice: ¿encontrará Dios esta fe sobre la Tierra, cuando venga el Hijo Del Hombre?, ¿a qué se refiere Jesús? Se refiere a la fe perseverante de esta mujer.

Debemos insistir, perseverar y confiar, que Dios tarde o temprano atenderá nuestros pedidos y que Él está siempre atento a nuestras necesidades, la fe siempre debe estar unida a la virtud de la perseverancia y esperanza, por eso hermano y hermana, cuando nosotros tengamos necesidad de acudir al Señor no nos desanimemos. A veces queremos ocupar el papel de Dios, queremos ponernos en su lugar o compararlo con situaciones humanas. Hoy en día todo nos gusta rápido, fácil, sin esfuerzo ni sacrificio, Dios va a madurar nuestra fe muchas veces con una espera y hay que saber esperar, nadie más que Él sabe lo que necesitamos, lo que nos conviene y cuándo va a brindar una respuesta a nuestros pedidos, Dios sabe que es lo más conveniente, para ti y los demás.

Entonces imitemos la fe perseverante de esta mujer, esto significa nuestra vida. Cada día que recemos el Padre Nuestro, no olvidemos que todo debemos dejar en manos de Dios, que se haga su voluntad y no la nuestra, sé que el Señor estará atento a nuestras necesidades.

No olvidemos que estamos en el mes de octubre, aparte de ser el Mes Misionero también es el mes de la Amazonía y del Taytacha de los Temblores, mucha gente irá a su novena, renovará su fe en Jesucristo que está siempre atento a nuestras necesidades; como también es el mes dedicado al Señor de los Milagros, otra devoción importante y son elementos que Dios nos regala para que nunca perdamos la fe.

Pidámosle al Señor que estas semanas nos haga entender estas dos virtudes: la perseverancia y la esperanza, ayudémonos mutuamente en oración para que el Sínodo de la Amazonía concluya con éxito.  

Hermano y hermana que la fe de Cristo resucitado nos acompañe siempre.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén.

+ Richard Daniel Alarcón Urrutia

+Arzobispo Metropolitano del Cusco

¿Qué opinas?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.