Take a fresh look at your lifestyle.

Consejos para entrenar el sueño de su bebé

0 21

¿Listo para entrenar a tu bebé para dormir? Estos consejos aprobados por expertos pueden ayudar a su pequeño a dormir durante la noche.

El cerebro humano funciona con el sueño. La Academia Estadounidense de Medicina del Sueño recomienda que los bebés de 4 a 12 meses duerman entre 12 y 16 horas durante cada período de 24 horas (incluidas las siestas) para obtener la mayor cantidad de beneficios para la salud. Los niños de 1 a 2 años necesitan de 11 a 14 horas, y los de 3 a 5 años necesitan de 10 a 13 horas al día.

No contagiarse lo suficiente del sueño puede tener numerosas consecuencias para los bebés y los padres. De hecho, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) ha relacionado los frecuentes despertares nocturnos con la depresión posparto en las madres, la obesidad infantil en el futuro, los problemas de comportamiento y más. Marc Weissbluth, M.D., autor del libro Healthy Sleep Habits, Happy Child, agrega que los bebés que no obtienen suficiente sueño consolidado, tienen períodos de atención más cortos, por lo que no aprenden tan bien. También liberan más cortisol, la hormona del estrés, lo que los prepara para despertares nocturnos frecuentes y siestas atrofiadas.

¿La clave para combatir estas consecuencias negativas? Iniciar un método de entrenamiento del sueño eficaz que funcione para su hijo. Si es necesario, hable con su pediatra para descartar cualquier condición médica subyacente que pueda mantener a su hijo despierto por la noche. Otro problema que se puede presentar es en la comodidad al momento de dormir, es importante conocer todos las características para elegir un buen colchón para la cuna del bebé.

1. Mantenga un registro de sueño

Llevar un registro puede ayudarte a notar patrones en el horario de sueño de tu bebé. Empiece por realizar un seguimiento de los días y las noches durante una semana, luego utilice los datos para determinar su hora ideal para acostarse.Un registro también puede permitirle ver que su bebé no llora con tanta frecuencia como pensaba; cinco minutos de quejas pueden parecer 50 minutos a las 2 a.m.

2. Crea una rutina para la hora de dormir

Cada noche, realice rituales antes de acostarse que aliviarán la mente de su bebé y preparará su cuerpo para dormir. Incluya técnicas relajantes como bañarse, leer o cantar canciones de cuna. Mantenga todo lo que sea estimulante, como hacer cosquillas, mirar televisión o jugar con juguetes electrónicos, fuera de la ecuación. Seguir una rutina constante le permite a su bebé saber que es hora de acostarse y también desarrolla su reloj interno.

3. Elija una fecha de inicio efectiva

Nunca hay un momento perfecto para comenzar a entrenar para dormir, pero evite programarlo en torno a eventos importantes en la vida de su bebé (cambios de horario, una nueva niñera, la dentición, un dormitorio diferente, etc.) La mayoría de los padres comienzan el viernes para aprovechar el próximo fin de semana —Y algunos usan los días de vacaciones para no tener que preocuparse por la falta de sueño en el trabajo. Y recuerde: siempre tendrá más éxito si su bebé ha dormido bien la siesta.

4. Establecer la escena de la guardería

Cuando se trata de entrenar a su bebé para dormir, el medio ambiente es extremadamente importante. Mantenga la habitación fresca y cómoda, preferiblemente entre 65 y 70 grados. Si la habitación de su bebé recibe mucha luz, y tiene problemas con las siestas y se despierta temprano, considere instalar cortinas que oscurezcan la habitación.

5. Elija una técnica de entrenamiento del sueño

Las tácticas efectivas de entrenamiento del sueño varían según la familia y el niño. Aquí hay algunas opciones populares para considerar.

Método de desvanecimiento: con este método, los padres ayudan a que su bebé se duerma con técnicas calmantes (alimentarlo, mecerlo, hablar, etc.). Su bebé naturalmente requerirá menos comodidad con el tiempo, por lo que gradualmente podrá “desvanecerse” de su rutina a la hora de acostarse.

Método Ferber: Los padres controlan el llanto de su hijo a intervalos de tiempo que aumentan gradualmente, lo que promueve un sueño tranquilo e independiente.

Método de levantar / bajar: los padres recogen a su bebé cuando llora o se queja, luego lo acuestan después de que se sienten consolados, repitiendo hasta que se duerme. Debe tener en cuenta que los bebes suelen llorar cuando se encuentran mojados, los padres deben de hacer todo lo posible para eliminar el olor a orina de un colchón y su bebe pueda seguir durmiendo bien

Método “llorarlo todo”: Después de su rutina de irse a la cama, los bebés deben “llorar” hasta que se duermen de forma independiente.

Método de la silla: Mamá o papá se sientan al lado de la cuna en una silla hasta que el bebé se duerma, tratando de no calmarlo si se ponen inquietos. Gradualmente mueven la silla más lejos de la cuna cada noche, hasta que están fuera de la habitación y fuera de la vista.

6. Mantente constante

Uno de los mayores errores que cometen los padres, independientemente del método de entrenamiento del sueño que utilicen, es ser inconsistente. En algún momento, su pequeño llorará por usted en medio de la noche, incluso si cree que todos han superado el problema del entrenamiento del sueño. Revísalos para asegurarse de que todo esté bien; solo asegúrese de no reiniciar una vieja muleta para dormir durante esta revisión. Después de eso, trate de consolarlos desde afuera de la puerta, si puede. Si sufre una regresión debido a una enfermedad o un viaje, vuelva al vagón de entrenamiento lo antes posible. De lo contrario, corre el riesgo de sabotear las semanas de arduo trabajo que ya ha realizado.

¿Qué opinas?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.