Take a fresh look at your lifestyle.

Ordenan 9 meses de prisión preventiva para dos sujetos por trata de personas

0 74

El Juzgado de Investigación Preparatoria de la provincia cusqueña de Espinar, que esta a cargo del magistrado Esteban Freddy Achoma Tito, dictó 9 meses de prisión preventiva, contra dos sujetos que fueron denuniados pro trata de personas.

Se trata de los sujetos identificados como Pepe Rafael Minchola Luján (55) y Miguel Ángel Cruzado Gallardo (29) años, quienes son investigados por el presunto delito de trata de personas en su forma agravada, en agravio de dos mujeres de iniciales M.P.I.D.(25) y L.A.P.(26) que con engaños habían sido traídos con engaños de la ciudad de Lima.

La fiscalía de acuerdo a lo expuesto se tiene conocimiento que, las dos víctimas, vivían en el distrito limeño de Carabayllo, donde la persona de “Edith”, contacta a una de sus amigas aprovechando su situación de vulnerabilidad, quien le habría ofrecido trabajo como “cocinera” en una mina ubicada en la provincia cusqueña de Espinar, dónde le pagarían diario la suma de 70 soles.

Esta propuesta, fue comentada por la víctima a su amiga, quien es madre de familia de 3 menores, asegurándole que el traslado seria con todos los gastos pagados, y que al llegar serían contactadas por la persona de “Pepe”.

En fecha 26 de junio, “Edith”, acompañó a las jóvenes al terminal, para luego trasladarse a la región de Arequipa, donde las esperaba el investigado “Pepe”, quien a bordo de un vehículo negro las transportó a Espinar, llegado a la localidad el 27 de junio, al promediar las 17:00 horas, a un inmueble donde funcionaba el Centro Nocturno de nombre ” Nuevo Amanecer”.

El procesado, quien fue identificado como Pepe Minchola,  proporcionó a las víctimas una habitación, indicándoles que su trabajo consistía en ser “damas de compañía”, materializándose así el engaño por parte del operario, ya que ellas habían llegado a esa provincia para ser “cocineras”.

Por ello, las víctimas deciden salir del lugar; pero el imputado las retiene, ya que debía recuperar la inversión de S/ 420.00 soles,  por su traslado a la provincia de Espinar.

Más tarde, el imputado Miguel, las condujo a una sala y las hizo sentar con un señor de edad, para ingerir bebidas alcohólicas. Minutos después las jóvenes se asustaron y enviaron su ubicación a un contacto, quien alertó a la policía.

Los acusados habrían aprovechado la situación de vulnerabilidad de las víctimas para engañarlas, trasladarlas, acogerlas y retenerlas, con fines de explotarlas sexual y/o laboral.

¿Qué opinas?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.