El cantante árabe Nasrin Kadry se convierte en una sensación de realidad en Israel

Desafiando un ciclo de noticias que perpetúa la animosidad en el aparentemente interminable conflicto del Medio Oriente, las principales audiencias israelíes abrazaron a una cantante árabe y la calificaron como una estrella de telerrealidad en su tierra adoptiva.

Nasrin Kadry, nacida en una familia musulmana y criada en Haifa y Lod, dos ciudades israelíes donde judíos y árabes coexisten pacíficamente, ha ascendido gradualmente hasta la cima de la escala de artistas pop en Israel.

La cantante de 32 años, que había estado haciendo pequeños conciertos en bares desde su adolescencia, ganó éxito comercial recientemente con su interpretación moderna de melodías árabes clásicas en el género israelí más conocido llamado Mizrahi (oriental en hebreo). La música contemporánea de Mizrahi hoy en día se considera más pop con un toque árabe (instrumentos, forma de cantar), pero en su mayoría es cantada por no árabes. Así que se destacó por ser una auténtica artista árabe con un enfoque natural. Su voz profunda y su acento árabe cuando canta en hebreo lo hacen más poderoso y auténtico.

La exposición de Kadry acompañó un despertar espiritual que fue noticia en 2017 cuando decidió convertirse al judaísmo. El proceso comenzó inicialmente durante su relación de 12 años con Aviezer Ben-Moha, un músico judío-israelí que la acompañaba como baterista.

A pesar de terminar el romance, Kadry continuó con su conversión, manteniendo que nunca fue gracias a él que se encontró en la fe judía.

Me convertí por elección, le dice Kadry a Nosotros . Todo el tiempo sentí que pertenezco a la fe judía y que no tiene nada que ver con mi proceso creativo de hacer música.

Si bien la conversión de Kadry la llevó a ser rechazada por algunos miembros de la familia, compartir su revelación religiosa la ganó aún más el cariño de los fanáticos israelíes, dice ella.

Mi viaje es muy personal, y debido a que fui con el corazón, mi base de fans siguió apoyándome, dice ella. Veo judíos, árabes, rusos y etíopes en cada concierto. La aceptación de su familia, sin embargo, todavía es un trabajo en progreso. Todavía hay mucho amor entre mi familia y yo, me han apoyado y es un proceso que aún continúa. Comienza y continúa con respeto mutuo.

Relacionado

Dudu Tassa y los kuwaitíes en la gira de Radiohead: 'Esta es una oportunidad que no te puedes perder'

Habiendo completado su conversión en septiembre pasado bajo la supervisión de un rabino privado (un proceso finalmente no reconocido por el rabinato estatal), Kadry se sintió renacer y eligió agregar el nombre hebreo Bracha (bendición).

Su carrera comenzó a despegar en 2012 después de que ganó el reality show de canto Mizrahi-Pop Eyal Golan Is Calling You, donde la estrella del canto Eyal Golan la coronó como su próxima protegida y la firmó con su sello. Con tres álbumes en su haber, ha sido elogiada por fanáticos de la música mizrají que se regocijan por completo en la cultura árabe pero, por lo demás, históricamente se inclinan hacia la derecha políticamente, denunciando cualquier diálogo con los palestinos.

La mayoría de los fanáticos de Mizrahi tienen herencia árabe-judía y separan sus puntos de vista políticos de su amor por la música, dice el periodista musical Gal Uchovsky. Darle a Nasrin esta plataforma tiene sentido y funciona.

Kadry también ha cultivado alianzas musicales con artistas prolíficos a nivel internacional de Israel, incluido el cantautor Dudu Tasa y su banda The Kuwaitis, lo que los llevó a todos a salir de gira con Radiohead.

A través de la amistad de larga data de Tasa con el guitarrista de Radiohead Johnny Greenwood, su banda fue invitada a servir como acto de calentamiento para la gira estadounidense de grupos británicos en la primavera de 2017, con Kadry en su formación. El compromiso de un mes culminó en un espectáculo en el Festival de Coachella de 2017.

Radiohead nos dio la bienvenida y nos brindó su gran escenario y grandes multitudes que nos escucharon cantar en árabe, dice ella.

Kadry dice que conscientemente evita meterse en la espinosa política de Oriente Medio.

Mi posición es unir a las personas en amor y comprensión, dice ella. Incluso Estados Unidos tiene conflictos en curso, siempre hay algo. Simplemente quiero poner una sonrisa en tu cara, nada más.

Este verano, la notoriedad de los reality shows de Kadry cerró el círculo cuando se unió a la versión israelí de The Voice, actualmente en su quinta temporada en Reshet 13, como nueva entrenadora, destacándose con su descaro y moda.

Ella dice que su nuevo papel le ha dado la oportunidad de exponer a los israelíes a músicos árabes clásicos como Umm Kulthum, Abdel Wahab y Farid al-Atrash, incluso cuando menciona a Beyonc y Lady Gaga como sus inspiraciones personales. Los tres son artistas de música clásica egipcia que alcanzaron su punto máximo en las décadas de 1950 y 1960 y considerados pioneros en auténticas melodías árabes.

No es solo mi garganta cuando estoy actuando, todo mi cuerpo trabaja en el escenario y la multitud siente la alegría o el dolor en mis canciones, dice ella. Si vienes a ver a Nasrin, prepárate para verla reír a carcajadas y romper a llorar. Soy transparente, especialmente cuando estoy en el escenario, donde llevo mi corazón en la manga con orgullo.

Video:

Ir arriba