La casa del alfajor: un paraíso dulce

Si eres amante de los dulces y estás buscando un lugar donde satisfacer tus antojos, entonces La Casa del Alfajor es el paraíso que estabas esperando. Esta tienda especializada en alfajores ofrece una amplia variedad de sabores y opciones para todos los gustos. Desde los clásicos de dulce de leche hasta los más exóticos como el alfajor de maracuyá, aquí encontrarás una experiencia dulce única.

En La Casa del Alfajor, la calidad es primordial. Todos los alfajores son elaborados de forma artesanal, utilizando ingredientes frescos y de primera calidad. Cada bocado es una explosión de sabor y textura, dejando en tu paladar un recuerdo inolvidable.

Además de los clásicos alfajores de dulce de leche, podrás encontrar otras delicias como alfajores bañados en chocolate blanco o negro, alfajores rellenos de crema de avellanas o de frutas, y hasta opciones sin azúcar para aquellos que buscan cuidar su dieta. La variedad es tal que seguramente te costará decidirte por solo uno.

El ambiente de La Casa del Alfajor es acogedor y cálido, invitándote a quedarte y disfrutar de tu elección. Podrás acompañar tu alfajor con un café o un té, o si prefieres algo más refrescante, también cuentan con una selección de bebidas frías.

Si estás buscando un regalo especial, La Casa del Alfajor también ofrece opciones de presentación elegantes y sofisticadas. Podrás armar tu propio surtido de alfajores en una caja personalizada, perfecta para regalar en cualquier ocasión.

Así que no esperes más y adéntrate en el mundo dulce de La Casa del Alfajor. Te aseguramos que una vez que pruebes sus deliciosas creaciones, no podrás resistirte a volver una y otra vez.

¿Quién es el dueño de la casa del alfajor?

La Casa del Alfajor es una cadena retail de cafetería-pastelería especializada en productos dulces y salados que inició su historia allá por 1987, cuando Marcela Silvia, junto a su esposo, decidió abrir su primer local en Santiago de Surco. Desde entonces, la cadena ha ido creciendo y expandiéndose por todo Perú, convirtiéndose en un referente en el mercado de la repostería.

La Casa del Alfajor se caracteriza por ofrecer una amplia variedad de alfajores, esos deliciosos dulces tradicionales de origen árabe. Los alfajores son el producto estrella de la casa, y se elaboran con una receta única que ha sido transmitida de generación en generación. Además de los alfajores, la cadena ofrece otros productos dulces y salados, como tortas, pasteles, galletas y empanadas, todos elaborados con ingredientes de alta calidad y con un cuidado especial en su presentación.

La Casa del Alfajor se ha posicionado como un referente en el sector de la repostería en Perú, y ha logrado conquistar los paladares de los peruanos con sus deliciosos productos. Con su compromiso de ofrecer siempre la mejor calidad y variedad de productos, la cadena ha logrado fidelizar a sus clientes y convertirse en un lugar de visita obligada para los amantes de los dulces. En definitiva, la Casa del Alfajor es una empresa familiar que ha logrado convertirse en un verdadero éxito en el mercado de la repostería en Perú.

¿De qué país es el alfajor?

¿De qué país es el alfajor?

El alfajor es un dulce tradicional que se consume en varios países de América Latina, pero su origen se atribuye principalmente a Argentina. Sin embargo, su historia se remonta a la influencia árabe en la cocina española. De hecho, la palabra «alfajor» tiene raíces en el vocablo hispano-árabe «al-hasú», que significa «el relleno».

Los árabes introdujeron la receta básica del alfajor durante su dominio en la península ibérica, y posteriormente fue llevada a América Latina por los colonizadores españoles. A lo largo de los años, el alfajor ha evolucionado y se ha adaptado a los gustos y tradiciones de cada país, pero conservando su esencia original.

Hoy en día, el alfajor argentino es reconocido como uno de los más populares y deliciosos del mundo. Consiste en dos galletas suaves y dulces, generalmente de maicena, unidas por un relleno dulce y cremoso, como dulce de leche. También pueden estar cubiertos de chocolate o espolvoreados con azúcar en polvo. En Argentina, el alfajor es tan icónico que existen numerosas marcas y variedades, y es considerado un símbolo de la gastronomía del país.

¿Cuántos años tiene la Casa del Alfajor?

¿Cuántos años tiene la Casa del Alfajor?

La Casa del Alfajor abrió sus puertas en el año 1987, lo que significa que lleva más de 30 años en el mercado. Durante todo este tiempo, se ha destacado por ofrecer una amplia variedad de alfajores, convirtiéndose en uno de los referentes en el sector. Sin embargo, a pesar de su larga trayectoria, la marca ha tenido dificultades para renovar su imagen y adaptarse a los cambios del mercado.

Aunque la Casa del Alfajor ha logrado innovar en su línea de empaquetados, incluso ganando premios por su creatividad, el tema de identidad visual de la marca se ha quedado estancado. Esto ha sido un obstáculo para mantenerse al día con las demandas de los consumidores y competir con otras marcas más modernas y dinámicas. A pesar de esto, la Casa del Alfajor sigue siendo reconocida por la calidad de sus productos y el sabor tradicional de sus alfajores, lo que le ha permitido mantenerse en el mercado a lo largo de los años.

¿Dónde se hizo el primer alfajor?

¿Dónde se hizo el primer alfajor?

El primer alfajor como golosina de producción masiva se hizo en la década de 1950 en la costa atlántica argentina. Marcas como Havanna y Balcarce fueron las pioneras en su elaboración, utilizando una receta tradicional que combina dos galletas de maicena con un relleno de dulce de leche. Estos alfajores se hicieron muy populares y rápidamente se convirtieron en un clásico de la gastronomía argentina.

Con el tiempo, la variedad de alfajores comenzó a crecer y surgieron nuevas marcas y sabores. Hoy en día, se pueden encontrar más de 30 distintas opciones en kioscos y supermercados. Algunas marcas incluso han incorporado ingredientes como chocolate, coco, frutas y nueces para ofrecer una experiencia de sabor aún más diversa.