Phil Collins habla de Motown cubre el álbum, Genesis ‘Future

Es un día lluvioso en Nueva York, y Phil Collins, nacido en Londres y radicado en Suiza, está aprovechando al máximo su tiempo en Estados Unidos. El cantante, compositor y baterista de 59 años ha traído a sus dos hijos menores con él para unas vacaciones de verano. Han visitado el Álamo en San Antonio: coleccionar artefactos de la batalla de 1836 es la pasión perdurable de Collins en estos días, un pasatiempo que claramente puede permitirse, ya que vendió 11,2 millones de álbumes como solista solo durante la era de Nielsen SoundScan, mientras que Genesis ha movido 9,3 millones. álbumes en el mismo período.

Relacionado

Joan Jett critica a SeaWorld en la reunión anual de accionistas por el programa de cría de ballenas y delfines

Explorar

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Eric Clapton

Jorge Martín

keith luna

Vea los últimos videos, gráficos y noticias

Pero también tiene un nuevo disco para promocionar: Going Back, una colección de versiones de soul vintage, se lanzará el 28 de septiembre en Atlantic en América del Norte y el 14 de septiembre en el resto del mundo. Fue grabado con músicos, incluidos tres ex alumnos de los legendarios músicos de sesión de Motown, los Funk Brothers, y uno de los profesores de música de la escuela Nicholas, su hijo de 9 años.

Quería mantenerlo como un álbum discreto y de bajo perfil, dice Collins sobre el conjunto de producción propia. Quería que fuera divertido.

Había otras razones más prácticas para mantener el registro simple. Si bien tiene una dolencia auditiva que se ha estabilizado, un problema inducido por los nervios con el agarre de su mano izquierda significó que Collins tuvo que pegarse las baquetas a las manos durante la grabación. No cree que vuelva a tocar el instrumento por completo. Lo que hace que la imagen de la portada de Going Back sea aún más conmovedora: una fotografía de Philip Collins de 12 años bien aseado, suspendido sobre una batería.

En una entrevista con Billboard, Collins revela su amor por Motown y por qué Génesis finalmente terminó.

¿Cómo surgió la idea de este disco?

Realmente no tenía ningún deseo de hacer otro disco. Supuse que sería lo más difícil de hacer; hacer otro disco y luego mantener el tiempo que quiero pasar con mis hijos. Tan pronto como comienzas a hacer un disco, las cosas comienzan a alinearse: la promoción, posiblemente incluso una gira. Así que estaba dispuesto a no hacer nada. Pero Tony Smith, mi manager, mencionó un día aparte: ¿Por qué no piensas en hacer un álbum de covers de Motown? Y pensé, en realidad, eso es algo que siempre he querido hacer. Y sonaba como que podría ser divertido. Entonces comencé a trabajar en demos en mi estudio en casa. Eso tomó alrededor de nueve meses.

¿Cuáles son algunas de las canciones que grabaste?

La primera canción que decidí hacer fue [Holland-Dozier-Hollands] In My Lonely Room. Una de mis bandas favoritas en los años 60 cuando era niño era [el grupo británico de R&B] the Action, e hicieron esa canción en su set, y fue la cara B de su primer sencillo. Cuando trabajé con Lamont Dozier en los años 80 en la música de Buster [la película británica de 1988 en la que Collins asumió el papel principal], mencionó que In My Lonely Room era una de sus canciones favoritas que habían escrito, porque él había escrito la mayoría de él mismo. Y fue una elección más oscura: no mucha gente conocía la canción.

¿Cómo hiciste para crear un álbum de Motown y clásicos del soul que no sonara como si hubiera sido hecho en 2010?

Intentamos usar la tecnología de hoy para que sonara como la tecnología de ayer. Investigamos mucho sobre cómo grababan las cosas en ese entonces. De hecho, cuando estábamos masterizando el disco en Nueva York, en Universal Mastering East, ese estudio casualmente es el lugar de almacenamiento de todos los maestros de Motown. Entonces, como regalo, me dieron dos o tres canciones para escuchar sola: podía escuchar la batería en Bailando en la calle. Eso fue increible.

Has dicho que estas 18 pistas son más o menos la lista de canciones de Acciones. ¿Qué tenía esa banda que te hablaba tanto?

Ojalá supiera. [Inicialmente] solo hicieron versiones, pero hicieron este material a su manera, pero aún conservando el material original con reverencia. Y tenían un baterista fantástico, Roger Powell, de quien tomo una gran influencia. Y siempre bajábamos y los veíamos en [el lugar legendario de Londres] The Marquee porque sabíamos que íbamos a escuchar las canciones que nos gustaban y nuevas canciones que luego podríamos llevar para tocar en la banda de nuestra escuela. Se pensó que serían una de las próximas grandes cosas: fueron producidos por George Martin al mismo tiempo que trabajaba con los Beatles, lo cual era inusual para él. Fueron sin duda mi mayor influencia.

En tu primera banda, Flaming Youth, luego en Genesis, no tuviste la oportunidad de explorar este lado de tus gustos musicales.

No nunca. Esa es una de las razones por las que hice este disco. Ese par de páginas fueron arrancadas de mi libro. Por lo general, pasas por una fase, ciertamente en Estados Unidos, en la que eres una banda de bar o tocas en clubes, y estás tratando de infiltrar el material que has escrito muy lentamente entre las portadas. Recuerdo haber visto a Yes haciendo lo mismo: cuando empezaron, eran una banda increíble. Pero nunca estuve en esa situación, porque Génesis nunca hizo material de nadie más.

Cuando tu carrera en solitario despegó a principios de los 80, también dedicaste tiempo a producir a otros artistas, en particular a Eric Clapton.

Conocí a Eric a finales de los 70 cuando trabajaba con John Martyn, y nos hicimos buenos amigos. Éramos una especie de vecinos del campo [viviendo fuera de Londres]. Solía ??gravitar a su casa casi todos los días. Solíamos ir al fútbol juntos, tocábamos música, jugábamos al billar y al billar hasta altas horas de la noche, hacíamos muchas cosas malas. . . Fue muy divertido. Aunque no creo que realmente supiera lo que hice. Y un día estaba jugando Hammersmith Odeon. E invité a Patti Boyd, que entonces era su esposa, ya Eric al espectáculo. Y quedó un poco impresionado cuando descubrió que en realidad yo estaba en su negocio.

¿Cómo se convirtió su relación en profesional?

Eventualmente, como estaba empezando a ser bastante conocido por el sonido de mis discos y por cualquier otra cosa, me llamó un día y me dijo: ¿Te gustaría producir mi disco? Él dijo: [El productor] Tom Dowds ha estado hablando de tratar de obtener algo de sonido de Phil Collins en el disco de alguna manera. Y pensé: Bueno, te conozco, así que mejor me pierdo al tercer hombre e ir directamente al jefe. Eso se convirtió en Behind the Sun.

También tocaste la batería con Robert Plant en su primera gira en solitario por EE. UU. y tocaste en los shows Live Aid de Londres y Filadelfia en 1985. ¿Fueron ese tipo de conciertos tan emocionantes para ti como estar en el estudio y grabar?

Oh sí. Francamente, hacer cosas con Robert y Eric fue mucho más emocionante para mí que trabajar con Génesis. Incluso toqué en algo con [Pete] Townshend, para un artista que él estaba produciendo. Y eso fue alrededor de la época en que murió Moony [Who baterista Keith Moon]. Y recuerdo haber dicho, si alguna vez necesitas un baterista, ahí estoy. Dejaré Génesis en un momento si me necesitas para The Who. Habría muerto por ese trabajo.

Ganaste un premio de la Academia en 1999 por Youll Be in My Heart de Tarzán, así como siete premios Grammy y dos Globos de Oro. Y este año, Genesis fue incluida en el Salón de la Fama del Rock and Roll y tú recibiste el Premio Johnny Mercer del Salón de la Fama de los Compositores. ¿Cuál de tus aplausos significa más?

El Oscar estaba bien arriba. No es frecuente que un baterista inglés obtenga un Oscar. Así que estoy muy, muy orgulloso de eso. Pero el premio Johnny Mercer es de tus compañeros, y es una cuestión de composición de canciones, así que no es un premio de mierda. Algunos premios los obtienes si te presentas y muestras tu cara.

¿Qué cambios clave ha notado en la industria en los 40 años desde que se unió a Genesis?

Ver desaparecer a muchos de los sellos más pequeños o ser engullidos por los sellos más grandes, es una pena. Al principio fue un poco impactante ver la desaparición de las tiendas de discos. Pero para mí, todavía tengo que hacer las mismas cosas que tenía que hacer hace 10 o 20 años. Aunque la cantidad de registros que se necesitan para trazar, eso es una gran sorpresa. Crecí en la época en que los Beatles vendían 1 millón de sencillos en una semana. Y todo lo que tienes que hacer ahora es vender unos 10.000 sencillos y estás en las listas de éxitos.

¿Qué le depara el futuro a Génesis?

Creo que Génesis ya no están. No me veo haciendo más shows de Genesis. No porque no me guste o no quiera. Pero no encaja con mi vida y con el deseo de estar con los niños, y teniendo en cuenta [mis otros intereses como] el Álamo y escribiendo un libro sobre eso. Y las otras cosas que me gustaría hacer, y eso incluye no hacer nada también. Pero también, no puedo tocar físicamente la batería. No quiero sonar como un niño mimado, como si tuviera mis cosas y no quisiera seguir haciéndolas. Pero lo he hecho toda mi vida, y ahora disfruto de otro lado de la vida.

Preparaste el lanzamiento de Going Back con una breve serie de shows en Filadelfia y Nueva York y en el Festival de Jazz de Montreux en Suiza a principios de verano, y dijiste que podrías hacer más si el álbum funciona bien. Más allá de eso, ¿considerarías hacer una gira de grandes éxitos?

Bueno, yo diría, nunca digas nunca. Pero no creo que lo haría de una forma tradicional de gira. Si alguna vez hiciera algo así, sería un par de semanas después, tres semanas después.

¿Harán otro álbum de material original?

Aún no tengo el material. Ese tipo de cosas comienzan a responderse solas cuando te sientas en el estudio y tratas de escribir. Tengo dos o tres cosas que realmente me gustan que ya he escrito. Son muy oscuros, muy tristes, algunos de ellos. Pero sigo en el mismo punto en el que estaba: si algo viniera detrás de mí y me sorprendiera, lo apagaría. Si lo publicaría de la manera tradicional es otra cuestión.

Video:

Ir arriba