Pollo a la parrilla aderezo: sabor peruano en cada bocado

Si eres amante de los sabores peruanos y te encanta el pollo a la parrilla, has llegado al lugar indicado. En este post te presentaremos una deliciosa receta de pollo a la parrilla aderezado con los sabores típicos de Perú. Prepárate para disfrutar de cada bocado lleno de sabor y sazón. ¡No te lo puedes perder!

¿Cuánto dura un pollo en el asador?

Para cocinar un pollo en el asador, se recomienda colocar 2 mitades de limón y 2 dientes de ajo dentro de la cavidad de cada pollo. Luego, coloca los pollos en el lado de la parrilla que no está encendido, con la pechuga hacia arriba. Cierra la tapa de la parrilla y ásalos durante 1-1/2 a 2 horas, o hasta que estén bien cocidos, alcanzando una temperatura interna de 165ºC. Durante los últimos 20 minutos de cocción, se puede agregar alguna salsa o aderezo para darle un toque extra de sabor.

Es importante mencionar que el tiempo de cocción puede variar dependiendo del tamaño del pollo y del tipo de parrilla utilizada. Por eso, es recomendable utilizar un termómetro de carne para asegurarse de que el pollo esté completamente cocido antes de retirarlo del asador. Además, se puede ir volteando el pollo ocasionalmente para asegurar una cocción uniforme y evitar que se queme en algún punto en particular.

¿Quién creó el pollo a la brasa?

El pollo a la brasa es un plato peruano muy popular que consiste en pollo asado a la parrilla. Aunque su origen es incierto, se atribuye su creación al inmigrante suizo Roger Schuler, quien vivía en la ciudad de La Victoria en Lima, Perú. Schuler observó con atención las técnicas de cocina que usaba su cocinera para preparar pollo a la brasa y decidió experimentar por sí mismo.

Después de varios intentos, Schuler logró perfeccionar su propia receta de pollo a la brasa, utilizando especias y marinadas que le daban un sabor único. En poco tiempo, su restaurante se hizo famoso por este plato y comenzó a atraer a numerosos clientes. Hoy en día, el pollo a la brasa es uno de los platos más populares de la gastronomía peruana, tanto a nivel nacional como internacional.

¿Cómo se creó el pollo a la brasa?

¿Cómo se creó el pollo a la brasa?

El Pollo a la brasa es un plato relativamente nuevo en la gastronomía peruana. Su creación se remonta a 1950, exactamente en el distrito de Chaclacayo, en la provincia de Lima. Fue en este lugar donde Roger Schuler, un inmigrante suizo establecido en dicha localidad, observó atentamente las técnicas de su cocinera para luego experimentar él mismo un punto de cocción particular para el pollo.

Roger Schuler notó que al cocinar el pollo a fuego lento y con una marinada especial, se obtenía un sabor y textura deliciosos. Fue así como decidió abrir un pequeño restaurante llamado «La Granja Azul», donde empezó a servir este nuevo plato: el pollo a la brasa. El éxito fue inmediato y el sabor se fue popularizando rápidamente en la zona.

El pollo a la brasa se caracteriza por ser jugoso por dentro y crujiente por fuera, gracias a la técnica de cocción en la parrilla. Además, se marina con una mezcla de especias y hierbas que le da un sabor único y delicioso. Acompañado de papas fritas y una salsa especial, este plato se convirtió en un clásico de la gastronomía peruana.

Hoy en día, el pollo a la brasa es uno de los platos más emblemáticos de la cocina peruana y se ha convertido en un éxito a nivel internacional. Muchos restaurantes peruanos en el extranjero han incluido este plato en sus menús, y es considerado una delicia que todos los visitantes deben probar al visitar Perú.